Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Al Ibex volar por encima de los 16.000 puntos. A la economía española a las puertas de la Champion League. Dos crisis de las gordas en las muescas del revolver del Tuco. Francotirador de cualquier tema que huela a burbuja. En el Economista.es desde 2016 y siempre en la trinchera de Internet. Chiflado del cine, por si no se nota.

La fuerte corrección del dólar no termina de encajar con una Fed alargando la subida de tipos de interés y un tono agresivo. Los inversores de divisas han comprado una narrativa bajista que tiene más que ver con una entrada en recesión de EEUU más o menos dura, pero que terminará maniatando al banco central para seguir avanzando en una política monetaria dura.

La ola de despidos en el sector tecnológico en EEUU ha despertado un temor a que la próxima recesión afecte solo a puestos de trabajo cualificados. La pandemia está dejando extraños efectos. Mientras las empresas siguen luchando por reclutar o mantener personal poco cualificado, ya han comenzado a prescindir de trabajadores de centros corporativos.

empresas y economía

La Central de Balances del Banco de España recoge que las empresas españolas van camino de cerrar un año histórico en beneficios y facturación, si en el último trimestre la situación no se complica de forma dramática. En los nueve primeros meses del año, las ventas de las empresas crecieron un 48,7%, ha sido el incremento más elevado de la serie histórica. También pasa en beneficios y rentabilidad. Pero este ejercicio está siendo uno de los más complicados que se recuerdan en décadas por los altos precios de la energía, los problemas con los suministros y el elevado volumen de demanda, tras superar una vez por todas las restricciones del Covid. Pero las cifras del Banco de España tienen muchas aristas para un año récord.

Finanzas

Los depósitos siguen a años luz de recuperar el atractivo de antaño, pero algo se está cociendo en la banca a la hora de remunerar este tipo de ahorros. Según la última estadística de Banco de España correspondiente a septiembre, las familias han logrado rascar una rentabilidad de media del 0,27%, un porcentaje que puede parecer mínimo, pero que supone un gran salto si se compara con el 0,05% de hace un año. Para ver un interés similar hay que remontarse a marzo de 2016.

Hasta dieciséis veces se repite el término recesión en las actas del BCE, publicadas hoy y correspondientes a la reunión del Consejo de Gobierno celebrada entre el 26 y el 27 de noviembre. En la anterior cita, en la que el BCE elevó los tipos también 75 puntos básicos, la palabra recesión estaba en nueve ocasiones. Los banqueros, en su discusión, destacan que el escenario base es una "recesión técnica a nivel mundial", pero corta y superficial.

Economía

La incertidumbre sobre el futuro de la economía estadounidense pivota sobre el empleo. Mientras la hoja de ruta de la política monetaria parece empezar a surtir efecto sobre la inflación y, con ello, los salarios, las incógnitas sobre el mercado laboral se mantienen y ponen en duda las previsiones más optimistas. Goldman Sachs acaba de romper una lanza a favor de un aterrizaje suave de la economía de EEUU. Aquí hay tres datos que cuestionan que la Fed consiga doblegar la inflación sin dañar al empleo.

La petrolera estatal china Sinopec se ha garantizado el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) procedente de Qatar, con un contrato histórico de 27 años de duración. El acuerdo llega en un momento delicado, con Europa buscando desesperadamente energía, tras el corte de entrega por parte de Rusia. El GNL se ha convertido en una pieza clave para que este año la UE afronte con garantías sin cortes energéticos.

Economía

El banco de inversión Goldman Sachs ha lanzado los diez temas que marcarán el destino económico y bursátil de 2023. La firma confía, contra el consenso del mercado, que EEUU no caerá en recesión y resistirá el envite de la Fed; pero, por otra parte, el año bursátil será mediocre.

El sindicato germano del metal, el más importante del país, está exigiendo una subida de salarios del 8% para cerca de cuatro millones de trabajadores para compensar el alza de la inflación. Por ahora el BCE considera que no se está produciendo efectos de segunda vuelta "excesivos" y las expectativas de inflación se mantienen ancladas, pero reconoce, abiertamente, que un generalizado ascenso de las nóminas en la primera economía de la zona euro, supondría un problema para contener los precios el próximo año. Si no hay acuerdo, los trabajadores amenazan con ir a la huelga, que también afectaría a los precios de la cadena de suministro.